Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Sevilla y Celta pugnan por tres puntos importantes de cara a la salvación

Duelo entre rivales directos cuando entran en la cuenta atrás de diez partidos para terminar la temporada

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • El Celta-Sevilla de la primera vuelta. -

El Sevilla-Celta de este domingo en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán se presenta con dos equipos en plena misión por separarse de la zona de descenso cuando se ha entrado en la cuenta atrás de diez partidos, con lo que los tres puntos en juego son importantes en este objetivo.

El Sevilla de Quique Sánchez Flores, con cuatro puntos más que un Celta en el que debuta Claudio Giráldez tras la destitución de Rafa Benítez, puede casi certificar la permanencia y más después de que la jornada se iniciara el viernes con la derrota ante la Real Sociedad (2-0) del Cádiz, equipo que marca en la tabla la antepenúltima posición de descenso.

Ese resultado también le hace respirar al cuadro vigués, que está solo dos puntos por encima del Cádiz y que, de vencer en el Sánchez-Pizjuán, se separaría en cinco y se quedaría sólo con uno menos que el conjunto sevillista.

El equipo de Quique hizo el pasado lunes un partido muy irregular en Almería ante el colista (2-2) y ahora espera volver al buen tono mostrado en sus dos últimos encuentros en Sevilla, ante el Atlético de Madrid (1-0) y Real Sociedad (3-2).

Para este domingo, el técnico madrileño pierde a uno de los tres centrales que eran fijos en las últimas semana, el francés Loïc Badé, que sufre una lesión en el sóleo izquierdo que le tendrá de baja varias jornadas, por lo que su sitio podría ser ocupado por el brasileño Marcao Teixeira, quien lleva ya días con el grupo tras superar una dolencia.

En la delantera, el marroquí Youssef En-Nesyri jugó con molestias en el tobillo derecho el pasado lunes, aunque Quique reconoció en su comparecencia del viernes que cree que estará para el partido, lo que parece precipitado aún para el delantero hispanodominicano Mariano Díaz y los centrocampistas Joan Jordán y el francés Lucien Agoumé, pese a que ya también trabajan con la plantilla.

El lateral derecho canterano Juanlu Sánchez, que terminó el partido de hace dos jornadas ante la Real Sociedad con una elongación del isquiotibial izquierdo y fue baja en Almería, volvió este sábado a ejercitarse con el grupo, al igual que el propio Marcao, el belga Dodi Lukebakio, el serbio Nemanja Gudelj y los argentinos Marcos Acuña y Erik Lamela, que sí estuvieron ya disponibles para el pasado lunes.

Sevilla y Celta miden este domingo sus necesidades en el estreno en el banquillo celeste del joven Claudio Giráldez, a quien la presidenta Marian Mouriño ha entregado el equipo tras la destitución de Rafa Benítez.

El proyecto del prestigioso técnico madrileño apenas ha durado ocho meses en Balaídos. Benítez planteó su primera temporada como un maratón, pero los resultados y el pobre juego de su equipo terminaron provocando su cese a falta de 10 jornadas.

Benítez deja al Celta con solo dos puntos de ventaja sobre el descenso, después de firmar el peor porcentaje de victorias de los últimos 80 años del club vigués. Eso resultó decisivo para que Marian Mouriño decidiera destituirlo pese al elevado coste de su salida, ya que el técnico se llevará más de nueve millones de euros de indemnización.

Giráldez, que jugó como lateral izquierdo en las canteras de Real Madrid y Atlético, es la antítesis de Benítez en cuanto a su ideario futbolístico. El madrileño prioriza el orden defensivo por encima de todo; el gallego, de tan solo 36 años, apuesta por ir a buscar al rival en campo contrario.

Por ahora todo son elogios para nuevo técnico del Celta, que el curso pasado clasificó al filial para disputar la fase de ascenso a Segunda y este lo mantenía en la pelea por el ascenso directo pese a perder a varios de sus pilares.

El celtismo viene reclamando desde hace meses una apuesta decidida por Giráldez, al que ven capacitado para levantar a un equipo deprimido pese a su inexperiencia en el fútbol profesional. Su estreno será exigente, pero en el vestuario los pesos pesados avalan la propuesta que ha traído su nuevo entrenador.

La derrota del Cádiz en Anoeta, además, permitirá al Celta llegar al parón fuera de la zona de descenso independientemente de lo que suceda en Sevilla. Y dentro del grupo eso lo consideran fundamental porque dará tranquilidad antes de recibir al Rayo en Balaídos.

Claudio Giráldez, que pierde por lesión al estadounidense Luca de la Torre tras sufrir unas molestias en el entrenamiento de esta mañana, ha escondido sus cartas durante la semana, pero todo hace pensar que apostará por tres centrales en la línea defensiva y dos carrileros de profundidad.

Con Renato Tapia lesionado, mantendrá a Fran Beltrán como mediocentro defensivo, aunque podría “sacrificar” a uno de los indiscutibles para Benítez, el central Unai Núñez, para dar una oportunidad al canterano Carlos Domínguez.

- Alineaciones probables:

Sevilla: Nylan; Jesús Navas, Marcao, Sergio Ramos, Kike Salas, Acuña; Suso, Soumaré, Ocampos; Isaac Romero y En-Nesyri.

Celta: Guaita; Mingueza, Starfelt, Carlos Domínguez; Manquillo, Beltrán, Hugo Sotelo Manu Sánchez; Aspas, Bamba y Larsen

Árbitro: Francisco José Hernández Maeso (Comité Extremeño).

Estadio: Ramón Sánchez-Pizjuán.

Hora: 14.00.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN