Los artífices del fraude en internet, como el detectado en Facebook para desinformar y difundir opiniones interesadas, recurren a técnicas muy variadas, como por ejemplo los «bots», que son ordenadores…