image_pdfimage_print

Si hay un sector que ha experimentado un auge notable es el del casino online. Desde que comenzó su andadura en Internet, encontramos no solo un importante crecimiento económico, sino también en el número de usuarios. Para muchos, la comodidad e inmediatez que implica optar por ello, hace que se convierta en una forma de disfrutar de ello. La regulación en cada país respecto juego online es distinta . En el caso de Chile, la Superintendencia de Casinos de Juego regula los juegos de azar presenciales, pero el juego online no está contemplado en la legislación del país. Por ello, los usuarios que residen en el país, tienen acceso a una oferta amplia de casinos online en Chile, siempre que su sede y licencias estén en otro país. En este artículo explicaremos las singularidades que existen en Chile respecto a la regulación del juego online.

Chile no avanza en la regulación de las apuestas en línea

A finales del año 2020, nos encontramos con la noticia de que la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ) estudiaría la forma de crear un marco legal que no quedase obsoleto en relación a la explotación de apuestas online. Sin embargo, esta información quedó en una anécdota. Si bien las apuestas en Chile por Internet no son ilegales por hallarse en un vacío legal, los jugadores tienen que jugar en sitios web que no tengan la sede y licencias en otro país.

De este modo, confirmamos que en Chile los juegos de azar presenciales sí que están regulados por parte de la SCJ, pero el juego online no se contempla en la legislación del país por ahora. Por esa razón, los usuarios que residen en Chile pueden acceder a una amplia oferta de casinos online donde pueden jugar a las tragamonedas o a la ruleta.

Actualmente, nos encontramos ante un mercado que mueve una gran cantidad de dinero. Según los datos recogidos en Statista, desde el año 2006 hasta 2015, los ingresos se incrementaron progresivamente de 99 mil millones de dólares a 182 millones de dólares. Se trata de una cifra asombrosa que cada año experimenta aumentos.

El hecho de no regular los juegos en línea impacta en distintos ámbitos y, dependiendo de cuál sea el gravamen del Ministerio de Hacienda, Chile tendría la posibilidad de recabar hasta 100 millones de dólares anualmente. La generación Millennial es una de las que más afición muestra y teniendo en cuenta que el nivel de juego es cuantioso, se estima que los ingresos tributarios puedan superar los US$ 100 millones anuales.

En Chile se está viviendo una situación compleja en este sentido. Tal y como ocurre como con cualquier otro elemento, el hecho de que se prohíban algunas conductas, puede tener repercusiones negativas, entre ellas, la clandestinidad y la ilegalidad.

Habrá que esperar a que el futuro sea quien aclare qué ocurrirá con la posible regulación del juego online en Chile. Por el momento, la situación no es la más favorable para los aficionados, pero eso no resta que puedan seguir sintiendo ganas por disfrutar de ello.