image_pdfimage_print

Año 2000: La burbuja punto com explotaba. La publicidad de Google empezaba. En estos 18 años la esencia del buscador no ha cambiado, de hecho no ha cambiado nada. Unos quince resultados en cada búsqueda ordenados por relevancia, los tres primeros son resultados pagados. Anunciar una empresa en Google ha sido la manera más rápida de estar en lo alto de los resultados desde el primer día. Esto, tampoco ha cambiado. Lo que cambia, sin embargo es el nombre de esta plataforma de anuncios.

Google ha anunciado que a partir del día 24 de Julio cambia el nombre de la publicidad en el buscador de Google AdWords a Google Ads. Un cambio a simple vista inocuo que poco o nada cambia, pero que sí denota la evolución de los hábitos de sus usuarios que le ha obligado a adaptarse.

La realidad móvil es presente, no futuro – lo que era una plataforma de anuncios en los resultados del buscador ha ido agregando a lo largo del tiempo publicidad para vídeos en Youtube e incluso de inserción de imágenes en aplicaciones móviles. Ambas opciones no existían cuando Google AdWords se lanzó en el año 2000.

Según comentaba recientemente Sridhar Ramaswamy, vice presidente senior de Google para anuncios, creaba confusión entre los anunciantes el hecho de que tuvieran que ir a Google AdWords, que era eminentemente publicidad en los resultados del buscador, para crear anuncios en Youtube. Google Ads pasa a convertirse, entonces, en la puerta de entrada de todos los anuncios que se gestionan a través de Google, ya sea para los resultados, para YouTube o de inserción de imágenes en la red de Adsense.

En los últimos 2 años, Google ha adaptado su plataforma de anuncios como no lo había hecho en los dieciséis años anteriores. En la ya mítica conferencia de Mayo de 2016 Google priorizaba por primera vez los dispositivos móviles y comunicaba más de 5 cambios en la manera de crear anuncios y de cómo estos se mostraban. Este Mayo de 2016 supuso un antes y un después en la manera en la que las empresas usaban Google para anunciar sus empresas porque por primera vez se tuvieron que adaptar a una nueva manera de hacerlo.

Entre los cambios más destacados encontrábamos iniciativas destinadas a aumentar el porcentaje de usuarios que hacían clic en los anuncios, aumentando los títulos de uno a dos así como la extensión de las descripciones, y los había destinados a favorecer el rendimiento de los anuncios en dispositivos móviles, añadiendo extensiones como la de mensaje adaptadas a ellos.

Alguno de estos cambios, como el potenciamiento de los anuncios de sólo llamada creados exclusivamente para la realidad móvil han sido un éxito, y denota que Google iba por el buen camino. Desde el 2016, la cadencia de cambios dentro de la plataforma de publicidad ha ido incrementando hasta el punto de este rebranding que aunque de comienzo en una semana no va a suponer un cambio en cómo las empresas se anuncian ni en cómo lo hacen. Es un cambio de nombre que se adapta a un cambio de ciclo en el hábito de los usuarios. La realidad móvil ya no es el futuro, es el presente. ¿Cuál será el futuro entonces? Habrá que esperar – aunque no parece que sea mucho.

Arítculo realizado por Danny Sánchez Mola, CEO y Fundador de Kolau