image_pdfimage_print

Entre el día de Acción de Gracias y la Navidad distan cuatro semanas en las que muchas empresas del Silicon Valley aprovechan para poner en marcha campañas solidarias. En EE.UU el día de Acción de Gracias se celebra el cuarto jueves de noviembre y tiene su origen en 1621, cuando un grupo de colonos de Plymouth (actual estado de Massachusetts) compartió una comida con los indios wampanoag para agradecerles que les hubieran enseñado técnicas de cultivo y caza.

Este año, coincidiendo con estas fechas algunas de las compañías tecnológicas de Silicon Valley han decidido sumarse al movimiento “giving” donando un total de 20 millones de dólares a una organización sin ánimo de lucro con el fin de ayudar a la construcción de viviendas asequibles, lo que bien se podría considerar una estrategia de marketing inmobiliario.

La capital tecnológica destaca por su trepidante ecosistema emprendedor pero también por el precio desorbitado de sus viviendas. Según datos de Fillow, adquirir una casa en San Francisco suele costar cerca de un millón de dólares. Esto ha provocado olas de migración hacia los estados que la rodean, donde los precios disminuyen sustancialmente.

Pure Storage junto a gigantes como Linkedin o Cisco son las tecnológicas que han liderado esta generosa donación que ha recibido Housing Trust Silicon Valley, una organización sin ánimo de lucro que utiliza un fondo fiduciario de tecnología de un año de antigüedad para invertir en pequeñas constructoras que de otra forma no podrían competir en la industria de la construcción de viviendas.

Hasta el momento, gracias a Housing Trust se han lanzado 15 proyectos residenciales en Silicon Valley, lo que equivale a cerca de 1500 viviendas asequibles. Las tecnológicas han mostrado su compromiso por contribuir a la iniciativa con el fin de lograr un acceso equitativo a la vivienda para todos los miembros de la comunidad.

Cisco, el líder mundial en tecnologías de la información, ofreció una de las donaciones más generosas con un cheque de 10 millones de dólares justamente durante el “Giving Tuesday”, el día internacional de las donaciones caritativas.

A simple vista parece una clara acción marketing solidario por parte de estas compañías, una táctica utilizada por muchas marcas que, además de aportar valor a la sociedad, tiene un doble beneficio para las empresas: por un lado mejora su imagen y posicionamiento de cara los consumidores y, por otro, les permite atraer al público que se identifica con la causa social.

También Google, a través de Google Ads, su plataforma de pago por clic, mostró su cara más solidaria hace ya 15 años cuando lanzó Google Ad Grants, una herramienta de uso exclusivo para organizaciones sin ánimo de lucro, que les permite anunciar sus actividades en Google con un crédito de 10.000 dólares sin coste alguno.

Aunque este año las tecnológicas han decidido apostar por la igualdad de oportunidades en cuanto a la adquisición de viviendas en la bahía, también esperan recibir de vuelta su dinero dentro de cinco años, que es justamente el periodo de tiempo en que Housing Trust espera haber creado 5.000 nuevas viviendas asequibles y haber conseguido más donantes tecnológicos.

Artículo realizado por Danny Sánchez Mola, CEO y Fundador de Kolau