image_pdfimage_print

En los últimos días, la aplicación FaceApp, que permite simular cambios en el aspecto físico gracias a la alteración de fotografías, se ha convertido en la app de moda. Esto se debe al éxito arrollador que está teniendo una de sus funciones: la de crear un boceto del aspecto envejecido de los usuarios. Esta aplicación, lanzada al mercado a principios de 2017 por la empresa rusa Wireless Lab, también permite ver tu imagen si fueras de otro género, cambiar tu maquillaje, pelo y peinado, y, por un tiempo, transformar los rasgos étnicos.

Según estimaciones de la plataforma de análisis de aplicaciones Priori Data, del 1 al 21 de julio de este año, la aplicación del cambio de aspecto fue descargada alrededor de 29,5 millones de veces en los más de 50 mercados que monitoriza la empresa, que incluyen a España. Esto ha convertido a este mes (que todavía no ha llegado a su fin) en el más exitoso de su historia.