image_pdfimage_print

¿Sabes lo que son Bingo Pandemia o Bingo Salud? Seguramente estos nombres no te suenen a nada si no eres amante de un juego tan clásico y con tanta historia detrás como lo es el bingo. O quizá sí que te interesa, pero no ha llegado a tus oídos. Son algunos ejemplos de las nuevas formas de reunión social que han provocado las cuarentenas, los confinamientos y la crisis sanitaria a nivel mundial. Una nueva alternativa para socializar y para pasar un buen rato entretenido jugando, a través de unos medios digitales en pleno crecimiento. Lo que pasa es que seguramente mucha gente se preguntará que eso ya se puede hacer a través de operadores profesionales en el juego online. Y en este punto se produce un conflicto.

Estas alternativas están motivando a muchos ciudadanos creativos a buscar la manera de pasar el rato desde casa con amigos, familiares o desconocidos con los que compartas la afición por un juego. En los casos que hemos expuesto, pasión por el bingo. Algo que también se produce en cualquier bingo online que te puedas encontrar en la red, aunque quizá la relación sea más fría. La finalidad es la principal diferencia, ya que estos bingos caseros están hechos para entretener y los operadores están para jugar y apostar. Aunque todo depende de la manera en que lo mires.

Otra diferencia es el equipo técnico. Los operadores de red que ofrecen juegos de bingo cuentan con herramientas lo suficientemente potentes como para hacer el juego de sus usuarios más interesante. Por ejemplo, aumentando el ritmo de las partidas o reduciendo el número de bolas. Seguramente el más rápido del mercado lo tenga Botemanía, algo que no te va a poder dar una partida de los más rústica a través de videoconferencia. ¿Qué es entonces lo que tienen estos bingos de tan especial? La cercanía y la confraternidad.

Bingo Pandemia es la creación de dos argentinos que comenzaron jugando con amigos al bingo a través de Zoom, app que ha subido como la espuma en este 2020, y que al ver lo divertido que era decidieron expandirlo a más gente. Así hasta llegar a reunir personas de toda Sudamérica, incluso Canadá o Australia. Crearon una web para descargar los cartones y todas las semanas organizaban bingos de hasta 1.000 personas. Y lo importante no eran los premios, sino pasarlo bien. Por eso creaban noches temáticas en las que la gente se tenía que disfrazar de un tema concreto.

Los bingos pasaban a ser fiestas populares a través de las webcams de los ordenadores. Gente de todo el mundo se ha podido conocer gracias a esto y hablar como en cualquier reunión social. Hasta matrimonios se animaron una noche a ponerse su vestido de cuando se casaron para hacer más divertida la partida. Los nuevos bingos sociales, los nuevos casinos sociales generados a través de las redes sociales y que también tienen sus desventajas. Y es que a todo se le busca el lado oscuro y hay quienes lo llevan siempre un paso más allá.

Estos bingos, al no necesitar ningún tipo de licencia, han sido el comedero de pájaros perfecto para individuos que han querido beneficiarse de la situación y sacar rédito de ellos. Sin embargo, estas iniciativas son completamente sin ánimo de lucro, solo con el objetivo de entretener al vecindario, a la familia o a otras muchas personas. En el caso del Bingo Salud a gente de países como Estados Unidos, Chile, España, Brasil y Argentina. De esta última es de donde más se han llegado a reunir, siendo al inicio apenas 90 familias las que decidían juntarse al menos una vez al día por la noche.

La mayor marca que registraron fueron más de 12.000 personas, después de que fuera entrevistado por varios medios argentinos y estuviera en boca de mucha gente. A través de streaming se retransmiten las partidas y el organizador va pasando los cartones por Whatsapp a los participantes. Aunque lo más divertido es ver a su simpático perro al que viste para la ocasión y que le va ayudando en la extracción de bolas. De las redes sociales es de lo que se sirve para convocar a la gente y gracias al aislamiento obligatorio es que ha conseguido llegar a muchas casas.

Bingo Salud y Bingo Pandemia son actividades que demuestran que cada vez tienen más valor las iniciativas sociales que se reinventan y buscan reunir a mucha gente para un mismo fin. También ponen de manifiesto el poder de las redes sociales y de la capacidad de convocatoria a través de ellas. Sin embargo, todo ello siempre con el fin de divertirse, pasar buenos ratos de entretenimiento y jugar con amigos. Complicado que estas opciones pasen a ser lucrativas, y más en una situación complicada como la que se vive con el paso del covid por nuestras vidas.

Los bingos online más tradicionales, o que más años llevan dedicándose a esta actividad, pueden estar tranquilos por el momento. Los jugadores que se vean atraídos por las mieles de las ganancias y el beneficio económico siempre los van a elegir. Pero estas alternativas abren un nuevo camino para una nueva forma de jugar desde casa y de proporcionar juego a los demás de una manera muy simple. A veces lo simple es lo que realmente funciona.

Y los que hemos visto solo son bingos que han trascendido. Bingos escolares, bingos entre amigos, bingos entre familias también se dan día a día en todo el mundo como remedio para combatir el confinamiento.