image_pdfimage_print

Los inversionistas de riesgo invierten en cientos de startups, aunque la mayoría de las veces tan solo son 3 las que consiguen subirse al ascensor del éxito. Si estas 3 startups exitosas obtienen una valoración en el mercado de al menos un billón de dólares se convierten en lo que en Silicon Valley se conoce como “unicornios”.

JFrog, una startup del sector del desarrollo de software ha sido noticia y se ha llevado la etiqueta de nuevo unicornio de Silicon Valley por alcanzar una valoración de más de 1 billón de dólares en una ronda de financiación de 165 millones de dólares liderada por Insight Venture.

No hay duda de que el desarrollo de software es el presente y el futuro. Avanzando hacia una sociedad cada vez más digitalizada y automatizada, ingenieros y desarrolladores crean herramientas y aplicaciones que satisfacen las necesidades de empresas y consumidores cada vez más informados, más conectados, más exigentes y más impacientes.

JFrog ha puesto su foco en estos desarrolladores, cuyo trabajo es cada vez más necesario en las empresas, y ha diseñado una solución universal que les permite aumentar su productividad a la hora de implementar actualizaciones de software – ni más ni menos que un “desarrollo para desarrolladores”.

Los dos productos principales que ofrece esta empresa – Artifactory y Bintray – fueron desarrollados en Israel en 2008 y sirven como un conjunto de herramientas para que ingenieros de Desarrollo y Operaciones (conocidos como DevOps) puedan administrar y distribuir versiones de software de una forma automatizada.

Ahora viene la gran pregunta: ¿qué es lo que justifica esta inversión billonaria? Lo que hace a JFrog una solución única es que permite a los desarrolladores entregar código en forma de binarios, lo que al mismo tiempo les permite implementar actualizaciones regularmente en segundo plano sin perturbar la experiencia del usuario.

¿Cuántas veces hemos abierto una aplicación o, sencillamente, nuestro ordenador y nuestra experiencia se ha visto interrumpida por un mensaje informándonos de una nueva actualización que hay que instalar? Seguramente muchas y hemos perdido mucho tiempo esperando a que estas actualizaciones finalizaran para poder volver a utilizar la aplicación.

Con JFrog los desarrolladores pueden implementar actualizaciones diarias en sus aplicaciones sin tener que suspender el servicio y, por lo tanto, sin que los usuarios se den cuenta. Una visión esencial en un mundo de cambio y actualización continua.

La automatización es clave para la mejora de la productividad y rapidez de cualquier servicio y queda claro que los inversores están apostando fuerte por ello. También en el sector del Marketing están saliendo a la luz plataformas que permiten automatizar procesos e incrementar la productividad de los marketeros, ya sea en la gestión de redes sociales o en la optimización de campañas de Google Ads, por ejemplo.

Con más de un billón de dólares de capital y un aparente potencial de crecimiento, veremos si el nuevo unicornio de Silicon Valley es capaz de acelerar su crecimiento y aumentar sus ingresos para justificar la inversión.

Artículo realizado por Danny Sánchez Mola, CEO y Fundador de Kolau