image_pdfimage_print

Entre las muchas cosas buenas que está haciendo Sony con PS4 es diversificar un catálogo muy extenso que toca casi todos los géneros. Si además sumamos el plano nuevo que abrió la realidad virtual con su casco PlayStation VR, pues la jugada parece casi perfecta.

Pese a la dificultad inicial de meter un producto nuevo para un público tan extenso y marcado, lo cierto es que el casco de realidad virtual de Sony ha entrado con muy buen pie. Con una puesta en escena potente y un catálogo de juegos que sigue ese nivel. Con estas premisas llegamos a nuestro nuevo título: Everybody’s Golf VR.

Un título ya mítico en los mercados, que ya tiene su primera muesca en 1997, del siglo pasado, casi nada. Desarrollado por el estudio japonés Clap Handz, Everybody’s Golf VR no es la primera incursión en PS4, ya que hace un par de años lanzó una versión para la nueva generación y obtuvo buenas críticas en su época.

Ahora, dos años después, aterriza en una nueva dimensión: la realidad virtual. Poder jugar en primera persona y con la inmersión que te da la realidad virtual da un plus a cualquier amante del golf. Un juego que quizá maximiza la inmersión de la realidad virtual en detrimento de la potencia gráfica. Quizá no sea la decisión más fácil de tomar a la hora de desarrollar, pero ese complicado giro da como resultado un juego que sobre todo busca la diversión.

Juego para todos

Y es que ese sacrificio de potencia y gráficos se ve recompensada de sobra con un apartado muy divertido en lo jugable. Una jugabilidad que abarca todos los niveles, desde el más casual hasta el que busca un toque de simulación. Bien es cierto que la jugabilidad no busca ser un arcade total, pero tiene un punto de simulación que hace que tengas que tener un grado de competitividad. Para lograr esa sensación de profesionalidad, Everybody’s Golf VR tira del mando de PS4, además de los mandos Move, para dotar de precisión y fuerza al golpeo. Los sensores de movimientos son fundamentales y dan una sensación magnífica, que en ocasiones en el nivel de aprendizaje puede llegar a ponerte al límite. Con todo, cuando terminas de pillar el ‘toque’, el juego te da una satisfacción plena.

A la hora de coger el palo de golf, el juego del estudio Clap Handz es uno de los títulos más punteros en cuanto a jugabilidad. Tanto con el mando de PS4 como los Move ofrecen una experiencia muy óptima, aunque si puedes elegir o simplemente tienes ambos dispositivos,  el Move gana en naturalidad y precisión técnica. Quizá sólo sea por su posicionamiento, pero Move logra una sensación fantástica, la mejor con diferencia hasta la fecha en un juego de este deporte.

Aunque el título carece de algún tipo de licencia, con lo que no encontrarás campeonatos o jugadores conocidos, Everybody’s Golf VR no busca esa experiencia más pro como en otros títulos y sus detalladas licencias. En sintonía con su apartado gráfico y paleta de colores, el juego busca una experiencia más jugable que otra cosa y opta por hacerlo de una manera mas casual. Por ello, quizá el título ha buscado una versión más light de todo, también de contenidos.  No hay que olvidar que el título de Clap Handz siempre se ha caracterizado por tener abundante contenido y modos de juegos que daban un buen puñado de horas delante de nuestra televisión. En esta ocasión eso no pasa y todo se ve más justo.

El título promete unas mecánicas agradables y sencillas para que todo el mundo, hasta los menos avezados en golf, puedan disfrutarlo y sacarle el máximo partido. El videojuego cuenta con tres nuevos campos, cada uno de ellos con 18 hoyos, además del útil campo de práctica, donde los jugadores podrán poner a prueba sus habilidades antes de lanzarse a la competición.En principio jugarás en un campo con diferentes números de hoyos y que posteriormente iremos desbloqueando con campos nuevos. Pocos campos y modos de juego, aunque muy detallados. Los diferentes elementos que confluyen en una partida están muy bien cuidadas y se tornan muy realista con una inmersión total. La gran jugabilidad no choca con el toque desenfadado pero muy cuidado en el apartado gráfico y hace del título un juego muy cercano. Además el audio viene con una perfecta localización, lo que ayuda en gran forma a esa magnífica inmersión de la que siempre ha hecho gala Playstation VR y ahora su último título Everybody’s Golf VR.