image_pdfimage_print

Estamos de enhorabuena. Cuando apenas quedan días para despedir este intenso 2017, la redacción de andaluciainformacion.es se adentra en un nuevo mundo de la industria de los videojuegos. De ahora en adelante, nuestra sección contará con nuevas experiencia contadas desde la primera persona que ofrece la realidad virtual. Un escenario que cada vez está sonando con más fuerza y que intentaremos acercar a nuestros lectores a través del dispositivo de Sony: Playstation VR.

En sucesivas semanas nos haremos eco de los lanzamientos más esperados, pero para abrir boca, iremos desgranando algunos de los títulos ya existentes en el mercado.

Empezamos nuestro particular rodaje con dos titulazos que pueden hacerte dar el paso definitivo a la realidad virtual: Skyrim VR y Resident Evil son dos de los máximos exponentes de la industria en estos momentos. Dos grandes producciones adaptadas de principio a fin a Playstation VR y que desde ya os avisamos: os darán una experiencia inmensa y gratificante.

No es menos cierto que el mundo de la realidad virtual tiene sus propias reglas y que asumirlas desde el minuto uno hará que todo sea más placentero. Estamos ante un inicio prometedor, con ideas excelentes y llenas de posibilidades, pero a fin de cuentas una experiencia nueva que debe ser tomada como tal, con sus grandes aciertos y pequeña vicisitudes.

Con todo ello, a grosso modo, desde nuestro punto de vista, el comienzo no puede ser mejor y en la actualidad podemos encontrar un catálogo potente y extenso, para jugadores que buscan experiencias más completas y ‘serias’, y para los que se lo toman como un complemento magnífico con el que pasar interminables horas con juegos de diferente factura. Amén de todo lo que está por llegar para 2018, que promete y mucho para los que ya tienen las VR de Playstation, el panorama se presenta muy prometedor y aquí estaremos para contarlo.

Presentación.

Resident Evil 7

¿Tienes miedo? Lo tendrás… Con esta frase podríamos definir la experiencia que ofrece Resident Evil 7 con Playstation VR. Las afamadas gafas de Sony llegan para dar un punto extra de inmersión, intensidad y jugabilidad a un título de por sí excelente en todas sus facetas.

Como ya vimos en nuestro análisis hace meses, el juego de Capcom sabe atraparte desde el primer momento y sabe jugar con la tensión y la atmósfera que se crea entorno al jugador. Si a todo ello le sumamos una inmersión única gracias a Playstation VR, podemos decir que estamos ante una experiencia mayúscula que bien vale dar el paso a lo que está por llegar en el apartado de la Realidad Virtual.

Las VR de Playstation te meten y empujan a la historia. Estás solo. Se sufre y mucho conforme caen las horas en el contador del juego. El trabajo de adaptación es magnífico y los controles nos parecen más que notables. Un control suave, bien pensando con esa pausa que te tiene que dar un título pensado para que sopeses cada paso que das en una mansión de la que ya hemos dicho de todo. Y nada bueno porque lo vas a pasar mal.

Miedo en primera persona, desde dentro, sabiendo que el giro de tu cabeza puede darte ese momento que no quieres que llegue. En definitiva, en muchas ocasiones os quedaréis inmóviles mientras vuestra cabeza sopesa si dar el siguiente paso o simplemente mirar de reojo esperando que alguno de los buenos de los Baker pase de largo. También inmóviles ante el más puro sentido del pánico. Avisado queda.

Eso consigue el dispositivo de Playstation: que el miedo se sienta en primera persona. Todo se consigue con un sonido fantástico y un control muy logrado. De primera te enfrentarás a un tutorial para entrar en dinámica, que tras unos pasos se hará muy familiar. De hecho, como otros muchos juegos, los giros estarán sometidos a reglas de ángulos de 30 grados y no un movimiento progresivo, evitando así el efecto mareo que se puede producir en algunos usuarios. No es algo general, ya que, bajo nuestra experiencia, apenas hemos sufrido, pero no es menos cierto que cada jugador tiene una sensibilidad distinta que debe ser atendida para una experiencia gratificante.

Volviendo a la jugabilidad del título con Playstation VR, Resident Evil 7 no es un título para todos los jugadores. Si con la ausencia de la realidad Virtual ya dijimos que el título era duro y oscuro, con las PSVR esta faceta se acentuará más. Sin duda, logro de esa inmersión de la que no paramos de hacer referencia y su perspectiva en primera persona que te hace sentir como nunca al personaje. Escenas y cinemáticas ya de por sí difíciles de digerir se multiplican en esta ocasión, aunque tras pasar la tempestad el jugador tiene esa sensación de estoy vivo: ¡Pura inmersión!

Resident Evil 7 biohazard Gold Edition.

También es cierto que Resident Evil 7 sabe variar las situaciones y estira a la perfección la tensión dramática, dando al jugador momentos más sosegados para ir adaptándose al tempo de la acción. Además, el título de Capcom da la opción de jugar en cualquier momento con el método tradicional, lo que lo hace muy interesante si hay partes que se hacen difíciles con las PSVR, pero ojo, no sentirás el orgullo de la victoria en todo se esplendor.

Pero si desde el apartado dramático e inmersivo, Resident Evil 7 y las PSVR son imbatibles, el dispositivo de Playstation presenta un acabado notable en lo técnico. El juego de Capcom lucía excelente en su versión original, pero la adaptación a la realidad virtual no desmerece en absoluto y se disfruta y mucho. Texturas, tasa de imágenes e iluminación mantienen un nivel alto con lo que la experiencia no puede ser más positiva.

En definitiva, para terminar este análisis de la adaptación del título de terror, hay que decir que Resident Evil 7 termina con sus versión gold haciendo las cosas de manera inmejorable. Más contenido y una realización perfecta a la realidad virtual. Una experiencia con Playstation VR redonda y gratificante. Pasarás miedo y mucho, incluso momentos muy angustiosos, pero ha eso has venido, ¿no?  Ahora te repito la misma pregunta: ¿Tienes miedo? Lo tendrás…

Skyrim VR

Qué decir del gran juego de Bethesda. Muchos años han pasado desde que aterrizará la última entrega de un mundo mágico que sigue evolucionando y capturando tanto a viejos como nuevos jugadores. Y es precisamente lo que consigue este Skyrim VR de la mano de las PSVR. Una simbiosis perfecta entre software y hardware que para los amantes de la saga supone un ‘must have’ en toda regla.

Disfrutar del extenso y cuidado mundo que confiere Skyrim en primera persona, con un capacidad de meternos en la piel del personaje desde el minuto uno, es algo digno de agradecer a todas las partes. Porque es cierto que las PSVR y el trabajo de Bethesda han sido fantásticos y dan una libertad al jugador de configuración increíble. Un menú completísimo de opciones jugables que hacen que la experiencia sea más que satisfactoria, comodísima.

De hecho, este Skyrim VR es una experiencia completa de principio a fin en realidad virtual. Bethesda ha cuidado hasta el último detalle y no se han dejado nada por el camino, pudiendo disfrutar de toda su extensión en horas jugables. Lo dicho, un sueño para los fans.

Su control, con los Moves o el mando dualshock, responde a la perfección a las exigencias del guión, dando un plus de inmersión los Moves, aunque eso sí, con un periodo de adaptación para movernos con soltura como es lógico.

Pero aún siendo importante el punto anterior, lo cierto es que todo cobra más sentido al ponernos las gafas de Sony y contemplar los paisajes infinitos- que también peligros- que nos depara Skyrim. Pese a su longevidad (salió en 2011), la historia del Sangre de Dragón no se ve nada lastrada por esta experiencia y a nosotros nos ha empujado a volver a experimentar las sensaciones de este magnífico juego desde la nueva perspectiva de la realidad virtual.

No es menos cierto que el apartado técnico está un poco desfasado en algunos puntos y más si lo comparamos con nuestro título de inicio: Resident Evil 7. Pero qué demonios, Skyrim es muy grande y su encanto hace que todo pase a un segundo plano con la magia de vivir una experiencia y aventura mayúsculas que puedes casi tocar. Una delicia. Ponte las gafas y reclama tu poder de Sangre de Dragón.